Instrucciones de uso

Los relojes de gran calidad son instrumentos complejos y resultan completamente adecuados para utilizarse a diario. No obstante, deben manipularse con atención y cuidado para que pueda disfrutarse de ellos durante muchos años. Gracias a su trabajo innovador y robusto, los relojes Certina son de una gran calidad y excelentes para ser usados en la práctica deportiva; no obstante, aún pueden protegerse y cuidarse más si se manipulan cuidadosamente.

  • Agentes químicos

    Debe evitarse siempre el contacto directo con disolventes, productos de limpieza, perfume u otros productos cosméticos, ya que pueden dañar de forma permanente la correa, la pulsera, la caja o las juntas del reloj.

  • Reserva de marcha

    La reserva de marcha le indica el tiempo de funcionamiento que le queda al reloj sin que sea necesario darle cuerda. La mayoría de los relojes mecánicos, cuando se les ha dado la cuera máxima, tienen una reserva de marcha de entre 38 y 42 horas, pero este intervalo puede variar en gran medida dependiendo del movimiento y de los hábitos del portador. Además de ser sumamente preciso, el innovador Powermatic 80 cuenta con una reserva de marcha de 80 horas, que casi duplica la duración de modelos similares.

  • Limpieza del reloj

    Puede utilizarse un cepillo de dientes suave y agua ligeramente jabonosa para limpiar las pulseras de acero inoxidable y titanio y todas las cajas herméticas. A continuación, el reloj debe secarse con cuidado con un paño suave.

  • Pilas

    Los relojes de cuarzo son extremadamente precisos y duraderos y obtienen la energía de una pila pequeña. Esta pila de reloj normalmente tiene una vida útil de entre dos y cinco años, dependiendo del tipo de reloj, de su tamaño y de las funciones. Los cronógrafos, por ejemplo, emplean más energía que un reloj de tres agujas.

  • Contacto con el agua

    La corona debe estar siempre presionada totalmente o enroscada en la caja para que no penetre agua en el reloj. Por ese mismo motivo, la corona y los pulsadores no deben accionarse nunca en el agua. El reloj no debe exponerse nunca a cambios bruscos de temperatura (por ejemplo, contacto con agua fría después de haber estado expuesto al calor del sol durante mucho tiempo), ya que esto podría dañar de forma permanente a la hermeticidad del reloj.

  • Configuración de la fecha

    La configuración de la fecha es un procedimiento sencillo en la mayor parte de los modelos. Hay que tirar suavemente de la corona hasta el primer clic/posición y girar hasta llegar a la hora correcta. La dirección de giro de la corona puede ser en sentido horario o en sentido contrario, en función del modelo. Otros relojes, en particular algunos modelos de cuarzo con movimientos multifunción avanzados, utilizan pasos específicos o atajos para cambiar la hora. Consulte el manual de usuario correspondiente a su modelo concreto.

  • Campos magnéticos

    Watches should never be exposed to strong magnetic fields such as loud speakers, magnetic locks, fridges or other electromagnetic appliances, as this can have a dramatic effect on their accuracy. If this should happen, a skilled watchmaker can demagnetize the watch.

  • Intervalos de revisión

    Como sucede con todos los instrumentos de precisión, un reloj debe revisarse con regularidad en un centro de atención al cliente certificado oficialmente. La frecuencia a la que un reloj debe ser revisado depende del modelo, de las condiciones climáticas y de los hábitos del portador. Como norma general, se recomienda someterlo a una revisión general cada 3 o 4 años.

    Además, la hermeticidad del reloj debe comprobarse con regularidad.